¿Por qué necesitas unos buenos zapatos?


Los expertos aseguran que es necesario realizar más de 10.000 pasos diarios para mantenernos en forma. Por ello, todos los zapatos que fabricamos en VONO son una combinación perfecta de belleza y comodidad. Y es que somos conscientes que, aunque el físico atraiga, la personalidad enamora. Algo que traducido al lenguaje propio de los zapateros vendría a decir que, por muy bonito que sea el exterior de los zapatos, es el 'cómo' te sientas con ellos, lo que hará que sean indispensables en tu día a día.

Un calzado de mala calidad puede provocar innumerables problemas para nuestra salud: desde fuertes dolores de espalda hasta desfiguración del propio pie; pasando por duras lesiones en la piel de esa zona concreta del cuerpo.

Estos problemas, entre muchos otros, han hecho que nuestra primera preocupación como fabricantes de zapatos sea contribuir a mejorar la salud de las personas, sin dejar de lado la búsqueda de ese 'amor a primera vista' que pueda surgir entre tú y los diferentes modelos de VONO.

Como las personas, el calzado necesita respirar; no sólo por la salud del usuario, sino por la del resto de personas cada vez que éste se desprenda de sus zapatos. El material que usamos durante el proceso de fabricación en VONO es el idóneo para que tus pies disfruten; no se resientan. Pensamos en un calzado diferente, exclusivo. En unos zapatos de piel que se adapten al pie, y no al revés. Cómodos, flexibles y estéticamente perfectos.

Por lo tanto, a la hora de comprar calzado no te fijes únicamente en el envoltorio, pues las apariencias engañan. Recuerda, 'lo esencial es invisible a los ojos'. Así que, pruébalo y que tus pies decidan.


"La vida es un largo camino lleno de obstáculos. 
Elige bien con qué quieres recorrerlo."
- VONO