No le tengas miedo al calzado de colores


La vida siempre hay que verla de colores. Intentar sacar el lado bueno de las cosas, aunque cueste. Iluminar todas esas etapas en que el camino se oscurezca. Y ello, no hay mejor forma de hacerlo que mediante zapatos de colores; que, además de dejar huella, te inspiren y motiven en cada paso que des.

Huyamos de lo clásico. Sobre todo, y con razón, cuando sea arcaico y aburrido. Porque lo clásico siempre tiene que llevar ese estilo innovador; que rompa con todo lo visto hasta ahora y que consiga impactar la mirada que lo contempla. La gente asocia la palabra 'antiguo' a algo que ya no tiene valor en la actualidad, y eso no siempre es así. Lo antiguo inspira la innovación, crea necesidades de cambio y sirve de base para las mejoras presentes y futuras. El conocido como 'calzado clásico', nunca pasará de moda pese a lo que su nombre nos pueda sugerir. Y es que, es este el que inspira a profesionales de la industria a mejorar el material y diseño en la fabricación. Siempre buscando ir un paso por delante, porque cada persona es un mundo y éste está lleno de colores, como nuestro calzado

Pese a que sabemos que todos somos diferentes, nos cuesta demostrarlo. Nos asusta salir del cascarón y mostrarnos al resto tal y como somos. Si queremos ir con pantalón corto en pleno invierno, quién nos prohíbe hacerlo. Cantar y saltar bajo la lluvia, cuando lo 'correcto' es resguardarse de la misma. Y lo mismo ocurre con los zapatos, si te apetece ponerte un calzado de colores cuando la mayoría apuesta por un zapato clásico, ¿qué te impide hacerlo? Y si así fuese, las normas están hechas para romperlas.

La mejor forma de superar un día que, a priori, puede parecer gris, es darle color al mismo. Y una buena forma de exteriorizarlo es mediante la ropa. El decirle al mundo 'aquí estoy yo, preparado para afrontar todo lo negativo que pueda venir' (y si luego se lo ahorra, mejor). Porque la mejor defensa es un buen ataque, y para la oscuridad nada más efectivo que la luz y el color.  Camina con paso firme, sin miedos; dejando huella y personalizando ésta. Y para ello, no hay nada más personal que un calzado de colores, que combina, a la par que demuestra que no te dejas influir por la mayoría y que haces caso omiso al 'qué dirán'.

Lo dicho, chicos, tenéis que ser vosotros mismos siempre. No os dejéis guiar por las modas, pues todas tienen fecha de caducidad. Y vuestra personalidad no; así que, exteriorizarla.
Y si tenéis dudas de si calzado de colores o más clásico, en Vono estaremos encantados de ayudar a decantaros.