La historia de Vono Italian Flair


- " Dicen que no se puede tener todo. Dicen que hay que ver para creer. Dicen que el dinero no otorga la felicidad y también dicen que la perfección no existe pero..., si tuviese que prestar atención a todo lo que dicen, no tendría tiempo para vivir cada día como si fuese el último". - Estas fueron las primeras palabras que VONO nos dijo.

Con un tono tranquilo y un acento cuyo origen nunca llegamos a identificar, acababa de transmitirnos uno de los pilares más importantes de su filosofía de vida.
 
Su estilo era incluso más impecable de lo que habíamos imaginado. Estabamos fascinados, casi embelesados con su aparencia.
 
Se desenvolvía con gran madurez y evidente experiencia. Nos sorprendió su juventud, habíamos oído hablar de él desde hacía mucho tiempo.
 
Estar a su lado transformaba todo el entorno en algo excitante, único, exclusivo. Cuanto más tiempo pasábamos con él, más nos identificábamos con esa forma de pensar, ese estilo y forma de vestir. De manera inevitable, fuimos adoptando su forma de hablar, comportamiento y manera de comunicar. No es que estuviésemos tratando de imitarle, él era único, imposible de replicar, simplemente era algo que se quedaba en nosotros. 
 
Pronto se convirtió en un mentor para nosotros, la inspiración de lo que hoy denominamos Italian Flair.
 
Ese Italian Flair que VONO transmitía.